Follow by Email

viernes, 21 de diciembre de 2012

Solsticio de verano: el poder de las imágenes y las palabras - Summer solstice: the power or words and images

 
 
 
 
Como más de una vez escribí, ciertas fechas son especiales para adentrarnos en nosostros mismos. A veces por tener verdaderamente una connotación especial, otras veces simplemente puede ser una buena excusa para bajarnos de la vorágine, reservarnos un espacio y conectar con el propio ser. (La vida sigue igual si no lavas los platos ya o si el piso no está impecable, ya lo he comprobado)
El 12-12 pasado me tomé un tiempo para mi y construí un nuevo "mapa del tesoro" . Hoy les compartiré la "receta".
 
 


El mapa del tesoro puede resultar una actividad divertida y a la vez meditativa, yo la vengo implementando de la siguiente manera:
Ubico en el centro de una hoja una imágen o frase inspiradora. Puede tratarse de una estampa religiosa como éste caso a algo que tenga una sentido espiritual para nosotros.
Luego van colocándose, en el sentido de las agujas del reloj frases e imágenes que se asocien a aquello que queremos lograr: pueden ser tanto metas que remitan a estados y emociones: "Paz interiror", "alegría", "bienestar" y/o aspectos materiales: Por ejemplo, si quiero comparme un auto, puedo poner una foto de uno y si incluye personas viajando alegres en él mucho mejor.
 
 
Cuando usamos frases es importantísimo que estén enunciadas en forma positiva: por ejemplo, si quiero gozar de buena salud no diré "no me voy a enfermar" sino "estaré sana".



Mas allá del carácter lúdico que pueda presentar ésta activídad, tiene toda una fundamentación
Cada vez se habla mas del poder de las palabras y las imágenes. Ésto no es superstición sino que realmente actúan fuertemente en nuestro subconsciente tanto para lograr aquello que deseamos o para alejarnos. Les recomiendo que den un vistazo al trabajo de Masaru Emoto, quién afirma qué los pensamientos positivos o negativos influyen en en las partículas de agua.
 O casualidad! somos alrededor de 70% agua!
 
 
Mas allá de que pueda resultarles creíble o no, piensen en el saber popular: como rechazamos evocar temas escatológicos mientras comemos o muchas veces al mencionar una enfermedad o la muerte alguien nos responde
"ni la nombres!" o lo decimos bajito.
 
Sumado a ésto me he formado durante dos años como consultora en Programación Neurolingüística y he comprobado en mi misma y en otros la fuerza que tienen las palabras e imágenes en nosotros. Tanto que pueden hasta enfermar o sanar.
 
Un ejemplo chiquito: a principio del año pasado trabajé con un ejercicio muy simple con una alumna que se dirigía a si misma con palabras super descalificadoras. No tienen una idea de cómo, a partir del ejercicio (y su buena predisposición, obvio!) se modificó su actitud y en consecuencia sus calificaciones. En éstos días de fin de año volvía a agradecerme por haberla ayudado y me contaba que siempre guardaba esa hojita en la que trabajamos. Emocionante!
Hay técnicas vínculadas a ésto muy usadas por psicológos, por ejemplo, aquellos que colaboran con deportistas olímpicos para enfocarlos en las metas a alcanzar.
 
El tema del poder de las imágenes es algo que está en el saber de la humanidad desde el amanecer de los tiempos. (Y aquí me sale le profe de Historia, y si, uno es lo que es). Aún cuando el hombre carecía de escritura, representaba en pinturas rupestres no sólo sus vivencias cotidianas sin también lo que deseaba que ocurriera. Así que no estamos descubriendo nada nuevo, sino reconectándonos con saberes antiquisimos.


En éstos días especiales dejen un lado la corrida de las compras y sienténse un rato a tomar unos mates y soñar.
Abracen, amen. mimen y mimensé! Conéctense con su propia espiritualidad la sientan como la sientan!!!!!
Les deseo que el Niñito de Belén llene sus hogares y corazones de bendiciones!!!!