Follow by Email

sábado, 13 de junio de 2015

34



34 años cumplo... .
En éste año singular cayó también de viernes como aquella primera vez que abrí mis ojos al mundo. Y coincidiendo también con el día del Sagrado Corazón, por quién tengo una profunda devoción.
Ya he escrito que las formas de periodizar son relativas, sin embargo no puedo  (ni quiero) pormenorizar la fecha en que nací.
 Aunque siento que renacemos muchas veces en una misma vida...
Les comparto algunos instantes (casi al azár) de estos doce meses plenos e intensísimos.
(Ya sabemos quién se roba el protagonismo de fotos y vida...)



Clarissa Pínkola Estess en su iluminado y luminoso libro "Mujeres que corren con lobos" sugiere contar nuestra edad por "cicatrices de guerra".  Cada una en lo profundo de su alma sabe-siente cuántas hay... . Pero hoy quiero poner el foco en las bendiciones que son muchas! . Y que, seguro, no podría agradecer y valorar tanto sino estuviesen también esas cicatrices que me han hecho crecer y fortalecer.

¡¡¡¡¡GRACIAS por compartir estos retazos de mi vida!!!

(Estoy con dificultades técnicas para responder los comentarios de mi blog y en otros también. Sepan disculpar que no puedo responderles en muchos casos pero leo y atesoro sus comentarios!)