Follow by Email

sábado, 21 de marzo de 2015

Amasando el equinoccio (y sincronicidades)



  En el equinoccio anterior, de primavera, retomé la escritura (como pude) del blog, d. F (después de Fran). Sin pensarlo mucho, en éste equinoccio de otoño volví a amasar después del nacimiento de mi bebé.
 No recuerdo otro pase tan radical del verano al otoño. Ayer, al atardecer (cuando astronómicamente occurría el equinoccio), un viento sur espantó el calor estival luego de unas jornadas  exageradamente cálidas que nos sofocaron. Como si el estío se apurara a arder en sus últimos días y se agotara en si mismo.


Elegimos una receta del libro mágico que es el "Libro del pan" de Pablo Perret. Un libro del que me enamoré cuándo viajamos a Córdoba, estando de duelo, a sacudirnos la pena, y que infructuosamente busqué... hasta que el libro me encontró, de la mano de mi mamá, que me lo regaló (sin saber que yo lo buscaba), cuando estaba recién embarazada de Fran, para ayudarme a "amasar paciencia".




 Como si un libro de pan no fuese ya suficiente arte por si solo, está lleno de dibujos, de poesías y de historias. Un libro que celebra el alimento mas ancestral del hombre.










Desde muy chica amo celebrar el paso de las estaciones con algún ritual. Antes hacía carteles... .ésta vez decidí estrenar una batea que hacía años quería comprar... y volver a amasar...



Ya la noche anterior dejé mi cocina limpia y ordenada. Dispuse un repasador y un paño nuevos. También cambié la agarradera por una de lana que tejió mi abuela Elsa (doy permiso para que se rian de éstas nimiedades y generen endorfinas)





Sin proponermelo, me puse un delantal que también fue de mi abuela y saqué la harina de unos tarros de aluminio que me regaló mi nona María. Como un diálogo risueño de las dos mujeres que tanto han amado amasando. Una aún "mas acá" y otra "Mas allá" (bueno, quién sabe cuál estará en realidad mas cerca...)






Me sentía ligeramente emocionada por volver a amasar. Casi temblorosa. Desde el primer paso debía contar un hora. Sin proponérmelo, cuando miro el reloj eran las 12:05. Hora de mi nacimiento y del de mi hermano menor. Números que también juegan con la fecha en que nació mi hijo: 12/05...



Necesitaba una música un poco mas telúrica, así que puse a Ana Prada y a Lisandro Aristimuño que en ésta mañana ventosa cantaba:

"De tu luz que da azules turquesas 
El viento traerá de frío mi río
Y los días van, otoño invierno..."

Como si hubiese elegido una cortina musical exacta. (Sin proponérmelo)


Y así como me envolví yo en un chal y envolví a mi niño en éste primer día otoñal, también envolví a mi pan en aguayo.







Si hay algo hermoso son las vetas de la madera. Allí, reflejando la luz de la mañana nublada.



Elegimos una receta simple de masa integral.




Y ahí hay un romance silencioso de trigo y árbol que se cuentan sus memorias de la tierra.



Y desde el libro, se susurraba como una plegaria, las palabras exactas de Lucía Glauce Baldowin



 Cuando amaso me siento diferente. 
Olvidada de rencores.
Hago una rueda con la harina y en el centro pongo agua y sal.
Hundo la masa pegajosa, la estiro con el palo blanco
le doy la forma

Y me creo Dios.
El olor a pan sale del horno
inunda el campo, la casa, el ropero, mi corpiño.
Todo es pan ese día.
Y cuando saco agua del pozo
Un rostro joven me sonríe desde el fondo.









Unos panes simples endulzado con miel, canela, pasas y frutos secos.



y luego otros dos: uno salado con oliva, especias y queso. Y un tercero: neutro.




Dalí se aletarga y se duerme en cualquier pañito que  encuentra mientras se hornean los panes y la casa se llena de olor a levadura y, ya sin música, del arruyo tibio del horno mientras atardece.



Y yo escribo éste post, con delantal, restos de harina en los dedos y sacando pancitos calientes...




Imposible no agregar alguna foto del responsable de mis espaciados posts...




¿Y ustedes?
¿Hacen alguna ceremonia para el cambio de estaciones?
Felíz equioccio otoñal!





22 comentarios:

  1. ¡Qué guapo tu nene! Ha crecido mucho. Ya veo que hacer el pan ha sido para ti como un ritual, lleno de significados. El libro parece fantástico. Yo no suelo hacer ningún ritual especial, pero sí es cierto que me suele apetecer hacer limpieza a fondo y tirar cosas viejas. Un abrazo :))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!!. Si... absolutamente es un ritual... . Creo que la limpieza es algo muy simbólico!. Sólo descartando lo viejo se le puede dar la bienvenida a lo nuevo... . Abrazos!!

      Eliminar
  2. He leído fascinada tu relato, y hasta he olido ese pan recién horneado, que libro maravilloso tienes...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida Stella!!!. Gracias por tus palabras!!. Cariños!

      Eliminar
  3. Silvina, las "nimiedades" son las que le dan sentido a la existencia, las que nos producen el verdadero placer, las que nos ayudan a continuar cada día y sentir que se puede un poco más, que la esperanza renace con cada amanecer y que la vida es el milagro más maravilloso. Adoré leer tus nimiedades porque yo subsisto diariamente gracias a las mías.
    Amé tu libro, se ve tan lindo...me encantaría conseguirlo. Bellísimas las fotos de la masa alcanzada por los rayos del sol y qué decir del hombre de la casa, precioso!
    A propósito de los rituales, hace un tiempo encontré en la web una lista con actividades pensadas para incentivar la creatividad. Un par de ellas eran "haz un ritual que te guste respetando una fecha determinada" y "comienza una tradición familiar la cual se realice todos los años".
    Yo no tengo rituales (aún), pero quién te dice el primer día del próximo otoño amase pan como vos, si es que consigo el libro. Cariños.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida Carina!!!. Gracias por tomarte el tiempo de comentar!!!. Me encantaría conocer esa página!. El hábito de los rituales es hermoso!. No esperes al próximo otoño!. Buscá cualquier excusa para iniciar uno por simple que parezca: el nuevo invierno, o el cambio de luna... . Cualquier receta bien lo vale!!!. Besos!!!

      Eliminar
  4. que lindo proceso, yo recibí el otoño con un ramo de flores, me encanta que perdure el festejo por unos días! beso grande, (que ganas de un pancito !)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Alita!!!. Si... las flores nos llenan de alegría y vida!. Besos!!!

      Eliminar
  5. amé tu post, tus frases tan poéticas, todo como lo conjugas, amé la música, ese librooo es tan genial, ojala pudiera conseguirlo!!! gracias por este post, mi cambio de estación no tuvo rituales, pero ya voy a inventar alguno para la llegada del invierno!!! te mando un abrazo y feliz otoño, y disfruta de esa joyita !!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Naty!!. Viniendo de una profe de lengua, esos elogios valen el doble y los agradezco enormemente! Feliz otoño para vos y los tuyos!!!

      Eliminar
  6. Que linda entrada!!! esas nimiedades las hago yo asi, igualitas!!! Son rituales inconcientes, supongo. Pablo es un amigo. Cuando lo vea le voy a contar como su libro colabora en las magias que se van produciendo en el mundo. beso grande!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lucia!! Si... no me sorprende de vos (por lo que puedo espiarte en tu casa virtual)... . Ni que hagas los mismos rituales ni que conozcas al autor de esa maravilla!!. Me encantaría que se lo cuentes y se lo agradezcas de mi parte!!. Besos!!!!!

      Eliminar
  7. Lovely book and (what looks like) delicious bread !
    (Ohhhhh he is growing fast ... ha, a reader too ;-) !)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hi Els!! Indeed it´s a lovely book!!.
      Yes! He is growing faaast....

      Eliminar
  8. Encontré tu blog y me encantó!.Absolutamente bello lo que cuentas del cambio de estación.Y más me gusta lo que en otro post subiste del arte de tejer familiar...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida Maria Eugenia!!!!. Muchas Gracias!!!. Felíz otoño!!!

      Eliminar
  9. Hola Silvina:
    Paso a agradecer tu visita y comentario en mi blog ! me encantaron tus fotos ,tu bebé y lo que pude ver de tu blog ,prometo volver con más tiempo ! besos.

    ResponderEliminar
  10. Gracias por tu comentario!,si no es mucho molestar,me podrias pasar el dato de cómo llegar en Perú a esos lugares donde hay tintes naturales,lanas,etc.Vi el post de ese viaje!!!

    ResponderEliminar
  11. gracias silvina.Mi papá tiene unas fotos también y donde él fue es en Qcosqo o algo asi a once kms de Cusco.Lástiam no vendan las plantas o tintes.Gracias por el dato de SAN JAVIER.
    Estuve tiñendo con cebolla y en otra botellita hicimos mezcla de cebolla con clavos,quedó medio verde seco.

    ResponderEliminar
  12. gracias silvina.Mi papá tiene unas fotos también y donde él fue es en Qcosqo o algo asi a once kms de Cusco.Lástiam no vendan las plantas o tintes.Gracias por el dato de SAN JAVIER.
    Estuve tiñendo con cebolla y en otra botellita hicimos mezcla de cebolla con clavos,quedó medio verde seco.

    ResponderEliminar


Hay enlunados que me contestan!
There are enlunados that answer me!